20080413

Música para embrollar (huye de mí)


Alaska recortable


Podría decirse que la mejor solución es comprarse una I-Book. Mezclar música directamente desde allí y ahorrarse las molestias. Comprar discos Princo a última hora, pagar más del doble por ellos en la bodega de la esquina que a la vez funge de mini ciber, grabarlos a la volada y cargarlos junto a papeles arrugados que indican el título y orden de las canciones escritos con letra ininteligible, son algunos de los riezgos que corre un DJ de poca monta, sobretodo cuando en plena pinchada algún incauto se acerca a pedir reggaeton.


Claro, al final no se sabe a ciencia cierta si fueron las drogas, el trago, o la combinación de ambos los que provocaron que la mezcladora, la humilde máquina con miles de botones multicolores cuyas funciones específicas jamás se terminan de conocer, haya cobrado vida propia e intentado boicotear nuestro acto, llevándose de encuentro las pifias del respetable, inclemente ante los desbarajustes de la tecnología.


El primer consejo es comprobar, al menos en dos medios diferentes, si es que el disco que hemos acabado de grabar realmente funciona. Si creen que basta con sacarlo de la quemadora, meterlo al portadiscos y salir disparados, están horriblemente equivocados. Muchas veces, por misterios inimaginables que a la larga nos ahorrarían transtornos del sistema nervioso (y digestivo, si además de sensibles somos reinas del drama), los discos que grabamos no funcionan, no se graban, o simplemente se ven afectados por el karma de querer que todo salga bien, y acaban corroborando la trágica ley de Murphy.


Por eso, una vez fresco como lonja de parrilla, es recomendable escuchar el disco, desempolvando el viejo discman, en el reproductor de DVDs, en la computadora o en el auto (si se posee un auto propio, desentenderse de lo dicho al principio, pues cualquiera preferiría comprarse una I-Book a un auto). Eso le pasó a DJ De Manzana. Sus discos se arruinaron inexplicablemente, y al final tuve que reemplazarlo, extendiendo mi set más allá de lo previsto y provocando el ataque de nervios de la mezcladora. También hay que llevar un playlist variable, pues al final, por muy enterada que sea la masa, jamás bailarán algo que desconocen, o por lo menos, que la gran mayoría no se anime a bailar. El playlist inicial, salvo algunas modificaciones sobre la marcha, fue el siguiente:


Aerolíneas Federales > No sé ligar
Betty Troupe > El vinilo
Las Vulpess > Me gusta ser una zorra
Mecano > Quiero Vivir En La Ciudad
Kaka De Luxe > Rosario-Toca El Pito
Radio Futura > Enamorado De La Moda Juvenil
Tino Casal > Eloise
Aviador Dro > La Chica de Plexiglas
Juniper Moon > No sé por qué
Olé Olé > No Controles
Alaska y los Pegamoides > Murciana
Club Naval > Aún
Las Siux > Bailamos fatal
Mecano > La Extraña Posición
Luxury 54 > Me Colé En Una Fiesta
Dinarama + Alaska > Perlas Ensangrentadas
Parálisis Permanente > Autosuficiencia
Almodóvar & McNamara > Susan Get Down
Video > La noche no es para mi
Objetivo Birmania > Los amigos de mis amigas son mis amigos
Miguel Bosé > Amante Bandido (con Alaska)
Alaska y los Pegamoides > Horror en el hipermercado
La Mode > Enfermera de noche
Olé Olé > Lili Marlen
Alex y Christina > Me aburro
La Unión > Lobo Hombre En Paris (Love Sessions Mix)
Pato De Goma > Chicos malos
Alaska y Dinarama > Descongélate durante 5:55 a 75º
La Honorable Sociedad > El profesor rebelde
Aerolineas Federales > Me duele la cabeza
Postura 69 > El bote de colón (nesquik-bronskybeat-version)
Almodovar & Mcnamara > Voy A Ser Mama (2:33)
Dinarama + Alaska > Rey Del Glam (Spam Remix)
Objetivo Birmania > Con faldas y a lo loco



Bonus tracks (a pedido):


Superputa > Nintendo (Sky-lab mix)
La Prohibida > Flash
Astrud > Bailando
La Casa Azul > La nueva Yma Sumac
Miguel Bosé y Bimba Bosé > Como un lobo

2 comentarios:

daniel dijo...

no pusiste perlas ensangrentadas ni descongélate, pusiste el megamix del disco de grandes éxitos de alaska

Darío Antibiótico dijo...

Lo sé. Por eso mencioné "El playlist inicial, salvo algunas modificaciones sobre la marcha...". Me faltó poner en la lista a Delirios de Grandeza.